El árbol del té

Thea sinensis (o té chino)

Esta planta se mantiene como arbusto aunque no se recorte y puede alcanzar como máximo 3 o 4 metros de altura. Es particularmente apropiada para zonas de clima moderado e incluso aguanta heladas. El árbol chino del té se cultiva desde hace miles de años, lo cual llevó a una diversidad de unas 5000 clases.

Desafortunadamente, no todas ellas se cultivan en cantidades importantes. En la India, el primer cultivo de té se emprendió en la región de Darjeeling, en el siglo XIX, usando el árbol de Camelia Sinensis. Tras el descubrimiento del árbol de Assam en la selva de la provincia de Assam, se comenzó a cruzar los dos árboles tanto en la India como en Ceilán (Sri Lanka) para aprovechar las ventajas de ambos. Hoy en día, estos híbridos (cruces) se cultivan casi en todas partes. Para facilitar la recolección, se procura mantener una proporción tan alta como posible del árbol de Assam, de crecimiento rápido, en los cruces.

 

Thea assamica

Si no se recorta, esta planta se convierte en un árbol majestuoso de 15 a 20 metros de altura. Necesita mucho calor y es un vegetal exclusivamente tropical. Se descubrió en el año 1823, como árbol ya crecido, en la selva del Norte de la India. Ya algunos años después se emprendió su cultivo. El árbol del té de Assam necesita un clima cálido y húmedo y tiene hojas más grandes que el árbol chino del té.

En la India, el primer cultivo de té se emprendió en la región de Darjeeling, en el siglo XIX, usando el árbol de Camelia Sinensis.

Tras el descubrimiento del árbol de Assam en la selva de la provincia de Assam, se comenzó a cruzar los dos árboles tanto en la Ind

 


No more pages to load