Sirope

Como muchos lectores recordarán, el sirope existe desde los años 70. Sin embargo, en ese momento, era muy oscuro, increíblemente dulce y se mezclaba principalmente con agua. Más tarde se utilizó para mejorar los batidos y las bebidas mezcladas en el sector de la gastronomía. Hoy en día, debido a nuestra cultura cafetera y a los baristas más aventureros, el sirope también se añade al café, al té e incluso a la leche para realzar sus sabores. Al igual que en otros sectores, el éxito de un producto puede llevar a un aumento de la producción de una variedad de surtidos. Esta evolución se refleja en la gama de siropes Café Cult. Nuestra experiencia previa con los sabores demostró ser muy útil para crear los siguientes cuatro siropes que se mezclaban perfectamente con nuestra gama de productos, al mismo tiempo que cumplían con nuestros estándares de calidad. Esta nueva gama se basaba en una solución de azúcar menos dulce que también servía como conservante.
El equilibrio perfecto entre dulzura y sabor crea una deliciosa composición aromática que se encuentra en cada bebida. De esta manera, el sabor del sirope no domina el aroma de la mezcla de café o té, sino que permanece en el fondo. Gracias al nuevo diseño, tanto las botellas más grandes como las más pequeñas tienen ahora un aspecto más atractivo y fresco, lo que resulta bastante llamativo.


No more pages to load